Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Implantes dentales: Todo lo que debes saber

Implantes dentales: Todo lo que debes saber - Acosta CuberoExisten una serie de enfermedades que pueden causar la caída de los dientes, como pueden ser periodontitis, caries o bruxismo. Debido a la ausencia de dientes, es posible que la toma de alimentos sea algo más complicada. La solución a esto es la colocación de implantes dentales.

¿Qué son los implantes dentales?

Se trata de la solución idónea para esas personas que han perdido algún diente. Consiste en colocar un tornillo de titanio en el interior del hueso maxilar, si se trata de la parte superior de la boca, o en el interior del hueso mandibular, si se trata de la parte inferior de la boca. Dependiendo del hueco que haya quedado tras la caída del diente, así será el tamaño del implante. Tras la colocación del tornillo, se pondrá una pieza dental artificial encima.

Antes de poner un implante dental, el dentista tiene que revisar el estado de la encía mediante una radiografía y, cuando se comprueba que existe suficiente hueso para ponerlo, se coloca el implante.

Tipos de implantes dentales

Dependiendo de la forma en que se coloque el implante, pueden diferenciarse dos tipos:

Implante dental de carga inmediata: Para este tipo de implantes no hay que abrir la encía para colocarlo. Se pone el implante dental e inmediatamente se sujeta la corona. Para ello, se necesita que haya gran cantidad de hueso. Es un tipo de implante poco frecuente debido a que se necesita que no haya infecciones en esa zona.

Implante dental en dos fases: Se utiliza la primera fase para alojar el implante y que se incorpore al hueso. La segunda fase se realiza después de 3-6 meses, dependiendo de la zona en la que se coloque, poniendo el pilar y la corona del diente.

Dolor con los implantes dentales

A la hora de colocar un implante dental, uno de los miedos más frecuentes es el dolor que se puede sentir en el postoperatorio o también si va a variar la sensación en la boca. Pero, en realidad, el protocolo que existe para poner implantes dentales se hace de forma que el paciente no sienta ningún tipo de dolor.

Esta intervención quirúrgica se realiza en la misma consulta dentista. Lo primero que se hace es poner anestesia local en la zona que se va a tratar y así el paciente no va a sentir ningún dolor, simplemente el primer pinchazo de anestesia.

Cuando se acabe el efecto de la anestesia, el dolor que va a sentir el paciente simplemente será una leve molestia. En función del número de implantes dentales y de la zona de la boca en la que se coloquen, así será el dolor que sufra el paciente.

Problemas con los implantes dentales

Es posible que parezca fácil la colocación de los implantes, pero pueden producirse algunas complicaciones que pueden diferenciarse en las que pueden aparecer durante la operación y las que pueden aparecer en el postoperatorio.

Justo después de la intervención, puede que aparezcan dolor, inflamación, hemorragias y hematomas. Además, pueden existir complicaciones mecánicas como la rotura de la prótesis dental o del tornillo, algo que si ocurre es necesario hablar con el dentista para que te aconseje sobre lo que debe se debe hacer.

También puede darse el caso de que el implante dental no se incorpore del todo bien al hueso. Esto es debido a la influencia de determinados factores como la diabetes, la cantidad y/o calidad del hueso, la toma de medicamentos y el tabaquismo. El implante es posible que se mueva durante los primeros momentos del tratamiento. A medio y largo plazo puede presentarse periimplantitis. Y, aunque se realicen todas las revisiones necesarias, es posible que el implante no se incorpore correctamente por tener una mala higiene dental o por determinados factores biológicos que presente el paciente.

Cuidados de los implantes dentales

Cuando se siguen de forma adecuada las indicaciones que da el dentista, no tienen porqué existir complicaciones en el postoperatorio. Hay que esperar unos meses para colocar la prótesis final encima del implante, independientemente del tiempo de cicatrización y de quitar los puntos que se pusieran.

Tras la intervención, existen unos cuidados esenciales para el cuidado de los implantes:

  • Poner una gasa seca en la zona cuando se mantenga el sangrado de la herida, ejerciendo presión durante 20 minutos aproximadamente. Si se sigue perdiendo sangre, hay que colocar otra gasa limpia y realizar el mismo proceso.
  • No tomar alimentos hasta que se acabe el efecto de la anestesia, que será de 4 a 6 horas tras la intervención. Se recomienda tomar dieta blanda, con alimentos a temperatura ambiente, los primeros días.
  • La zona donde se coloca el implante se inflama desde que se interviene. Para que las molestias sean menores, se puede colocar frío desde fuera de la boca y tomar analgésicos o antiinflamatorios, según las indicaciones que proporcione el dentista que ha realizado la intervención.
  • Tanto el tabaco como el alcohol hay que evitarlos, debido a que son dos de los factores de riesgo que provocan que el tratamiento falle.
  • La higiene oral tiene que se correcta y muy estricta, usando un cepillo ultra-suave quirúrgico. El día siguiente se pueden realizar enjuagues bucales suaves con agua tibia y sal o con algún colutorio con clorhexidina, pero esto siempre bajo recomendación del dentista.
  • Para dormir, se debe tener la cabeza algo más elevada que el resto del cuerpo.
  • No se deben hacer esfuerzos físicos durante la semana siguiente a la intervención.

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad