Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Tipos y cuidados de la reconstrucción dental

Tipos y cuidados de la reconstrucción dental - Acosta Cubero

La reconstrucción dental es un tipo de tratamiento muy solicitado por las personas que quieren una solución estética y también suplir las carencias funcionales que posean. Se trata de un proceso en el que se repara una parte o el total de la pieza dental, ya sea el hueso o el tejido lo que esté dañado.

Es muy importante tener una dentadura impecable, siendo la razón fundamental para que las reconstrucciones estén tan solicitadas en la consulta del dentista para tener una dentadura alineada y con todas las piezas dentales.

En la reconstrucción dental, los implantes que se utilizan se realizan con diversos materiales que permiten que no pueda percibirse ninguna diferencia estética ni funcional de la dentadura.

¿Por qué se pierden piezas dentales?

  • Caries. Deterioro que se produce en el diente cuando las bacterias deterioran la superficie dental y su esmalte.
  • Periodontitis. Infección o inflamación de las encías, que puede extenderse hasta el hueso y el ligamento.
  • Malformaciones anatómicas. Se trata de problemas hereditarios, es decir, problemas dentales con los que se nace o que se han desarrollado con el tiempo.
  • Desgaste dental. Se produce por el choque continuado de los dientes, ya sea por masticar o por otro tipo de problemas como bruxismo. La pieza dental se aplana con el tiempo y hay que observarla para comprobar si se necesita realizar la reconstrucción.

Tipos de reconstrucción

Se pueden encontrar diversas técnicas para realizar una buena reconstrucción dental. Los tipos que existen pueden diferenciarse en función del material que se utiliza y la dificultad de la reparación.

Los tipos de reconstrucción dental que hay son:

Composite

Se trata de la técnica más conservadora. Es un material compuesto por resinas y materiales sintéticos. El dentista lo adhiere a la dentadura y, cuando lo pone, empieza a darle forma con láser.

Aun así, se recomienda que se cambie cada 5 años porque empieza a oscurecerse.

Carillas

Este tipo de reconstrucción no es completa, sino que se trata de una carilla para mejorar la estética de los dientes y que la parte visible de la dentadura se encuentre en buen estado.

El procedimiento consiste en tallar la pieza dental. La talla variará en función de lo que decida el dentista, que será quien considere lo que es más oportuno.

Las carillas se elaboran con porcelana, que es más resistente que el composite. De esta forma, la reconstrucción sufre menos desgaste y el color color blanco se conserva mejor.

Fundas o coronas

Las fundas se ponen revistiendo la pieza dental completamente. Para fabricarlas es necesario pedirlas a los laboratorios, tengan o no armazón metálico.

Las coronas tienen mayor duración, es difícil que se rompan y conservan el color de la pieza dental. Sin embargo, una vez realizado el proceso éste es agresivo para la dentadura e irreversible, por lo que, en el caso de que surgiese algún problema, se tendría que realizar una nueva corona.

Cuidados de la reconstrucción

Es posible que haya efectos secundarios tras una reconstrucción dental. Puede notarse un dolor o molestia leve, que la zona tratada se inflame o que haya más sensibilidad en esa parte.

Cuando existe alguno de estes efectos, se recomienda acudir al dentista para que recete analgésicos, medicamentos concretos o dienta blanda cuando se necesite, por lo menos durante los primeros días tras la reconstrucción.

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad