Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ortodoncia invisible, todo lo que necesitas saber

Ortodoncia invisible, todo lo que necesitas saber - Acosta Cubero
La ortodoncia invisible es un tratamiento de tipo estético que consiste en la utilización de varios alineadores transparentes que hacen posible la alineación de los dientes de forma invisible. Los alineadores se cambian más o menos cada dos semanas a lo largo de todo el tratamiento y lo que hacen es mover de forma gradual los dientes hasta llegar a la posición final deseada.

Este tipo de ortodoncias es una alternativa a los brackets convencionales. Asimismo, al poder quitarse, el paciente puede retirarla en aquellos momentos en los que sea necesario.

Ventajas de la ortodoncia invisible

  • Se trata de varias férulas transparentes, fabricadas con materiales plásticos, que nadie notará que llevas puestas para alinear tus dientes.
  • Permiten comer y beber todo lo que quieras durante el tratamiento sin que se te queden pegados o enganchados los restos de alimentos en la ortodoncia.
  • Facilitan la realización de una higiene bucodental mejor, ya que se deben retirar para cepillarse los dientes y poder utilizar el hilo dental.
  • Son muy cómodas, no producen llagas, heridas o roces.
  • El proceso de adaptación de los pacientes es mucho más rápido que en otro tipo de ortodoncias.
  • Están hechas a medida para cada paciente, gracias a la tecnología virtual 3D que reproduce la boca de la persona y marca la evolución hasta llegar al resultado que se quiere conseguir.
  • Producen menos efectos secundarios no deseados al acabar el tratamiento.
  • Cuando está indicada, se consiguen los mismos resultados o incluso mejores que con otros tratamientos de ortodoncia y en menos tiempo.
  • Puede resolver prácticamente cualquier problema de alineación dental que exista, aunque se debe ser constante en el tratamiento para que tenga resultados positivos.
  • Pueden retirarse para ocasiones especiales, como una celebración especial.

Proceso y duración del tratamiento

Cuando se decide realizar este tratamiento, el ortodoncista toma los registros de las arcadas de la boca del paciente. Esto lo hace con un escáner especial o con siliconas especiales, consiguiendo así unos moldes bastante precisos. Una vez se tienen tanto los registros como el estudio personalizado del paciente, que realiza el ortodoncista, se envía todo al lugar encargado de fabricación de la ortodoncia.

Se fabrica una maqueta digital de la evolución del tratamiento que se va a realizar, a través de imágenes computarizadas en 3D, desde la posición original de los dientes hasta la que se desea conseguir, y se realiza tanto de la arcada superior como de la inferior. Cuando está fabricado, se envía al ortodoncista para que lo apruebe y se crean todos los alineadores necesarios a partir de esa maqueta.

En el momento en que los alineadores están listos, se entregan al paciente para que los use todos los días, una media de 20 horas diarias, retirándolos solo para comer y beber. El paciente tiene que cambiar los alineadores cada 1 o 2 semanas, y estos irán moviendo los dientes en función de los movimientos que tienen pautados y controlados de forma previa en su elaboración.

El paciente tiene que ir a la clínica dental cada 6 u 8 semanas para que el ortodoncista vigile la evolución del tratamiento y le proporcione los nuevos alineadores para continuar con el tratamiento que se ha pautado.

Cuando se acaba el tratamiento, el paciente deberá llevar retenedores para que los dientes se mantengan en la posición conseguida. Estos retenedores pueden ser de dos tipos: fijos, que son un pequeño alambre colocado detrás de los dientes; o removibles, que es una férula transparente que se hace a medida.

La duración del tratamiento completo variará en función del problema que vaya a tratarse y quiera corregirse. Normalmente, el tiempo que dura el tratamiento es similar al de los brackets tradicionales, aunque es posible que sea inferior en algunos casos. Por lo general, la duración oscila entre 9 y 18 meses.

Precauciones que se deben tener con la ortodoncia invisible

  • Cuando se retiran los alineadores para comer o beber, se deben limpiar antes de volver a colocarlos. La forma más idónea de hacerlo es cepillándolos y aclarándolos con agua templada, o utilizando pastillas limpiadoras especiales.
  • No se aconseja masticar chicle cuando se tienen puestos los alineadores, debido a que pueden quedarse pegados.
  • Tampoco es aconsejable fumar mientras se llevan los alineadores, puesto que se pueden manchar o decolorarse por el tabaco y perder su función estética.
  • A pesar de que los alineadores pueden quitarse y ponerse, para que cumplan su función correctamente y no se altere el resultado final que se desea conseguir es necesario llevarlos puestos al menos 20 horas diarias.

Para quién se indica este tipo de tratamientos

La determinación de si un paciente puede o no utilizar este tratamiento, solo puede hacerla un ortodoncista especializado. Prácticamente todas las alteraciones dentales pueden tratarse con los alineadores, incluso algunos pacientes utilizan una combinación entre alineadores y brackets.

En relación a los problemas dentales que se tratan con los alineadores, los más comunes son:

  • Dientes muy apiñados
  • Dientes separados
  • Prognatismo
  • Mordida cruzada
  • Mordida profunda
  • Mordida abierta

Según ortodoncistas experimentados, este tratamiento puede utilizarse para alinear los dientes de la mayoría de adultos y adolescentes.

¿Pueden los adolescentes utilizar la ortodoncia invisible?

En algunas ocasiones, los adolescentes tienen problemas para realizar tratamientos de ortodoncia con brackets porque son poco estéticos. Por ello, una buena alternativa que encuentran a ese tipo de ortodoncia son los alineadores invisibles ya que hacen que este tipo de pacientes tengan más confianza en sí mismos.

En función de la edad del paciente y del problema que se va a tratar, el ortodoncista decidirá la opción de tratamiento más indicada y valorará la realización de un tratamiento con alineadores invisibles especiales para adolescentes.

La técnica de estos alineadores es la misma que se sigue para el tratamiento de alineadores de adultos, pero incluyen también unas características específicas que garantizan el resultado positivo del tratamiento. Una de estas características es que tienen unos indicadores azules que pierden su color con el uso, los cuales ayudan al ortodoncista a saber cuánto tiempo ha llevado el alineador puesto.

Además, se añaden un número adicional de alineadores de repuesto para que se puedan sustituir aquellos que se rompan o extravíen, en función del ritmo y estilo de vida del adolescente.

Dejar un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad