Empastes dentales, cómo se hacen

Un empaste dental es un proceso que se realiza para deshacerse de las caries y conseguir que los dientes permanezcan sanos.

¿Cómo se hacen?

Cuando el dentista localiza alguna carie en tu dentadura, empieza el proceso del empaste que es algo bastante simple. Además, no se suele tardar mucho tiempo en realizarlo, habitualmente menos de una hora, aunque también depende del tipo de empaste que se necesite.

Se siguen 4 pasos para realizar el empaste dental:

  • Anestesia. Es algo fundamental para que la persona no sienta ningún tipo de dolor durante el proceso. Cuando se pone la anestesia, la zona permanecerá dormida por completo.
  • Eliminar la caries. El dentista utilizará las herramientas necesarias para deshacerse de las caries. Tras esto, limpiará el diente para que no queden restos y, después, hará una abertura para poder continuar con su trabajo.
  • Cerrar la abertura. Se utiliza un material específico para rellenar la abertura que se abrió en el paso anterior. Lo importante es fijarse en la forma y el color del diente en el momento de colocar las piezas nuevas.
  • Pulir. En el momento en que el material se haya endurecido, se le da forma al empaste para que quede perfecto en la mordida y no provoque ningún tipo de molestia.

Formas de los empastes dentales

  • Simples. Son los que se utilizan cuando las caries son pequeñas y lo que se va a destruir en el diente para empastarlo es muy poco. Por ejemplo, empastes en los surcos centrales de un molar.
  • Compuestos o reconstrucciones. Se trata de empastes en los que hay que destruir más parte del diente y se originan aberturas más grandes, que luego tienen que empastarse. Asimismo, afectan habitualmente a las paredes de la pieza dental y su restauración suele ser más compleja.

Tipos de materiales

Los materiales pueden dividirse en dos tipos:

  • Resina o composite. Es el material más común. Imita el color de la dentadura a la perfección y, por tanto, se considera la mejor opción estética. Sin embargo, es un material menos duradero que los metálicos, por el desgaste que se produce. Tiene una duración de 10 años aproximadamente.
  • Metálicos o de amalgama. Este tipo prácticamente no se utiliza en la actualidad, aunque antes era el más usado. No tienen resultados positivos estéticamente, debido a su color grisáceo, pero tienen una duración de más o menos 30 años.

Recomendaciones tras el empaste

  • Tratar de no morderse la lengua ni otra parte de la boca mientras dure la anestesia, que será alrededor de 3 horas.
  • Tras el proceso, no comer ni beber nada hasta pasadas dos horas para evitar el deterioro del empaste.
  • No fumar. Es algo que se recomienda generalmente por salud, pero tras la realización del empaste se aconseja no hacerlo durante un tiempo para evitar la aparición de manchas en la dentadura.
  • Es posible que, tras el procedimiento del empaste, tengas sensibilidad en la zona durante un tiempo, puede durar hasta un mes. Si el tiempo es mayor, se recomienda acudir al dentista para asegurarse de que el empaste está funcionando correctamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.